19 mayo 2014

PORTEO ERGONÓMICO PARA EL BEBÉ SEGUNDA PARTE. Posición "ranita"

Este es el segundo de una serie de posts en los que vamos a exponer los puntos esenciales sobre qué es un porteo ergonómico y seguro, en este caso para el bebé.

Si te perdiste el primer post puedes leerlo aquí.

Un portabebé ergonómico debe de permitir la posición ranitaLa posición popularmente conocida como “ranita” o “M”, permite una flexión de cadera de mínimo 90º según el International hip dysplasia institute, formando con ambas piernas un ángulo de 90º. Como una imagen vale más que mil palabras y tecnicismos, ahí va:


En la imagen de la izquierda puedes ver la espalda curvada en forma de C hecho que permite la correcta posición de las caderas.

En la imagen de la derecha, puedes observar que la espalda del bebé está recta, la fuerza la mochila, y el hecho que las piernas cuelguen.

Vale, lo entiendo, pero ¿por qué es importante la posición ranita?

La osificación de la articulación de la cadera empieza con el nacimiento y finalizará cuando el niño haya acabado su crecimiento. Entonces, es muy importante la correcta posición del fémur (hueso de la pierna) con el acetábulo de la pelvis (cavidad que recibe la cabeza del fémur).

El uso de portabebés ergonómicos está recomendado por los facultativos para la prevención y el tratamiento de la displasia de cadera.

Si te fijas, cuando acuestas sobre su espalda a tu recién nacido, este permanece con las rodillas dobladas sobre su pecho. Esta es su posición natural, respetémosla.

Otro punto en contra de “ir colgando”, es que todo el peso del cuerpo recae en los genitales del bebé. Más si en bebé es demasiado pequeño para aguantarse sentado SOLO y va en una mochila prematuramente para su desarrollo muscular.


Feliz crianza y feliz porteo!


Noelia


¿Me compañas en esta aventura?   ¡Suscríbete al blog!

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Deja tu comentario y me harás muy feliz!

Y si me quieres hacer feliz cual perdiz comparte este post! =)