25 agosto 2014

Todo sobre las bandoleras de anillas

La bandolera de anillas es un portabebés útil en todas las etapas del porteo. Con un poco de práctica, rápido se le pilla el truquillo y puedes portear a tu bebé des del nacimiento y hasta que los dos queráis. 




Pero vamos a empezar por el principio. ¿Qué es una bandolera de anillas? En esta entrada, podéis leer una explicación esquemática con una foto de ejemplo de la mayoría de portabebés que hay en el mercado. Ahí definimos la bandolera de anillas así:


"Tela de unos 2m de largo por unos 70cm de ancho en la que en uno de los extremos estan cosidas dos anillas. Mediante el ajuste de la tela con las anillas cargamos al bebé bien pegado a nuestro cuerpo. Es más frecuente llevar al bebé en la cadera pero también es posible delante o en la espalda". 

Entonces, tenemos un trozo largo de tela con unas anillas en un extremo. Este portabebés se utiliza como si fuese una banda de miss. Nos queda cruzado de un hombro a la cadera contraria de manera que la banda nos envuelve a nosotras con nuestro bebé pegadito. Queda tal cual así:

16 meses y 9,5kg. A ratos a pie, a ratos en la bandolera dando un paseo por las fiestas de Gràcia.




La tela pasa por las anillas y se fija entre ellas. Tirando del extremo que cuelga por delante ajustamos la tela al cuerpo del bebé. Al ser una sola capa de tela tenemos que hacer un buen asiento, pero se consigue una posición ranita en flexión de caderas y la tela se amolda respetando la curvatura fisiológica de la columna. En la foto no se aprecian estos detalles, pero en el vídeo queda todo bien claro. 

La bandolera no se aconseja para paseos largos ya que el peso se carga de forma asimétrica en el portador, aunque con un buen ajuste es muy práctica y cómoda. Recuerda: el peso del bebé no debe de desplazar tu centro de gravedad, debe de formar parte de él. 

Es ideal para paseos cortos, si notas molestias en el hombro de carga alterna los dos lados. Si tienes que coger el coche es muy práctica porque cargas al bebé rápido, sin hacer nudos y además tienes las manos libres por si las necesitas por ejemplo, para subir la compra al coche.  

Bebés pequeños:

  • Mantiene la correcta sujeción de la cabeza.
  • Un buen ajuste proporciona un correcto soporte de la columna vertebral.


Bebés mayores:

  • Ideal para los que "suben y bajan".
  • Ocupa poco espació para cuando se cansan de caminar. 

Os dejo con un vídeo que espero que muestra como utilizar este práctico portabebés. 








Feliz crianza y feliz porteo!


Noelia


¿Me compañas en esta aventura?   ¡Suscríbete al blog!

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Deja tu comentario y me harás muy feliz!

Y si me quieres hacer feliz cual perdiz comparte este post! =)