11 noviembre 2014

Infografía: El buen porteo para la madre


Os presento el trabajo final del Curso Avanzado de Instructora de Porteo :-) :-):-)


Infografía: El buen porteo para la madre

Esta infografia junto con su explicación es mi trabajo final, aunque día a día voy aprendiendo más sobre el arte del porteo gracias a vosotras y a vuestras consultas. Cada bebé y cada familia son únicos y tienen unas necesidades particulares, las cuales van cambiando a medida que el bebé crece. Así que es imposible aburrirse!!

Se habla mucho de cual es la posición correcta para el bebé, y claro que es muy importante, pero teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de las personas que portean son madres en el período de post parto, ¿no es igual de importante la comodidad de la madre?

Si no estas cómoda porteando o te duele la espalda no lo vas hacer. 

Si tienes ganas y tiempo de leer un poquito más, ahí va la explicación de la imagen:


En ella podemos ver representadas dos imágenes de una mujer porteando ventralmente. La imagen de la izquierda representa la manera errónea y las consecuencias de portear al bebé demasiado bajo.

Llevar al bebé demasiado bajo y separado de nuestro cuerpo provoca en la persona que
portea un desequilibrio a causa del desplazamiento del centro de gravedad hacia anterior.
Para luchar contra este desequilibrio, nuestro cuerpo crea una tensión excesiva en la musculatura dorsal y lumbar, llevando los hombros hacia atrás y hacia abajo.

Este incremento de la tensión muscular de la espalda, provoca una elongación de la musculatura abdominal. Esto hace que el vientre empuje hacia delante presionando la vejiga y el periné.

Esta alteración de la estática postural no es recomendable bajo ningún concepto, pero es más perjudicial si cabe en la mujer que portea, ya que generalmente suele estar en la etapa post parto donde el cuerpo aún involuciona y se recupera de los cambios sufridos durante el embarazo y el parto.

También podría darse el caso contrario. En el que la cabeza y los hombros tienen a ir hacia delante, creando presión en el pecho y una relajación de la musculatura abdominal y pélvica.

El buen porteo se da cuando el bebé esta alto y pegado al cuerpo de la persona quien lo lleva. La posición adecuada (ventralmente) sería debajo de la barbilla de la madre. Al estar bien tensionado de abajo hacia arriba al porteador, no desplaza el centro de gravedad sino que forma parte de él.

Al cumplirse estas dos premisas, el buen porteo favorece a la alineación postural, contribuyendo a fortalecer la musculatura de la espalda, abdominal y periné. La madre ha de sentirse orgullosa y fuerte, no ha de hundirse respecto al peso que ha de llevar.

Aunque el propósito de esta infografía es informar sobre la buena posición del porteador, también es visible la correcta posición del bebé al ser porteado.

El bebé ha de mantener una flexión de unos 100º de flexión y unos 90º de abducción de cadera (entre las dos caderas). Esto comporta una forma de C en su columna vertebral lo que respeta el desarrollo de la misma. El portabebés ha de respetar la fisiología y la anatomía del bebé.


Estos dos puntos anteriores sólo se pueden cumplir si el bebé es porteado hacia el cuerpo de la persona que lo lleva, ya sea delante, a la cadera o a la espalda. 

Me he formado como Instructora de Porteo Avanzado en la Ecuela de Portabebés Llévame Cerca


Feliz Porteo!


Noelia


¿Me compañas en esta aventura?   ¡Suscríbete al blog!


No hay comentarios:

Publicar un comentario


Deja tu comentario y me harás muy feliz!

Y si me quieres hacer feliz cual perdiz comparte este post! =)