15 diciembre 2014

Respétame, estoy criando

La crianza respetuosa es el tema que más me habéis sugerido que tratara las chicas que este mes os habéis suscrito al blog, así que...ahí voy!

PIN:540572761492684016

Se conoce como crianza respetuosa, crianza con apego, crianza natural, crianza autoregulada y algún otro calificativo que me olvidaré en este momento. Son diferentes maneras para nombrar una crianza en la que los pilares principales son el respeto hacia el bebé que acaba de nacer conociendo y confiando en sus capacidades y potenciándolas des del amor y la empatía.

La crianza es el pilar de la sociedad, la impronta que deje en nosotros nuestra madre y nuestro entorno cuando somos cachorros va acompañarnos durante el resto de la vida. Y si, digo cachorros porque nacemos siendo puro instinto de supervivencia. Tu bebé se aferra a la vida, por eso llora cuando no está contigo y solo se duerme en brazos o al pecho.

Criar respetuosamente es criar des del corazón. Es volver a ser la hembra que acuna a su cría protegiéndola y preparándola para valerse por sí misma en el mundo que le rodea. Criar respetuosamente es criar respetando las necesidades de tu cría siendo consecuente con las tuyas propias. Es escucharte, sentirte y actuar siguiendo ese instinto.

Muchas veces es difícil, puesto que nuestro entorno, por mucho que deseen nuestro bienestar y el de nuestro bebé, no se encuentra en el mismo plano terrenal que nosotras. Opinan des de fuera y des de esa posición puede parecer que ese bebé recién nacido que está constantemente al pecho pase hambre. Pero tu, que acabas de parir a esa cría que necesita de ti para alimentarse y nutrirse física y emocionalmente, tu, si escuchas tu instinto sabrás que no pasa hambre, que bebe de ti y se duerme en tus brazos feliz y satisfecha.

Criar respetuosamente no es fácil, requiere un nivel de implicación y conexión con tu bebé muy alto, mucha paciencia, mucha confianza en una misma y en que estás haciendo las cosas como las sientes y no como nadie te las dice.


Requiere de muchos oídos sordos ante tantos “opinólogos” y rodéate de gente que te apoye, que comparta o no tu manera de hacer, pero que la respete y la valore


Feliz crianza y feliz porteo!

Feliz crianza y feliz porteo!


Noelia


¿Me compañas en esta aventura?   ¡Suscríbete al blog!

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Deja tu comentario y me harás muy feliz!

Y si me quieres hacer feliz cual perdiz comparte este post! =)