05 enero 2015

Cómo elegir tu fular portabebés

Has decidido que quieres portear a tu bebé incluso tienes la ilusión de llevarlo pegadito a ti en un fular. Te felicito porque es una sensación única, jamás le volverás a sentir así de cerca y más vale aprovechar el momento mientras el también quiera!



Un fular te ofrece una sensación diferente a la que te puede ofrecer una mochila. Una mochila ergonómica es una manera estupenda de levar a tu bebé, pero nunca se adaptará tan bien al cuerpo de tu bebé como una suave tela. Tu también notarás la diferencia, un fular proporciona un plus de confort.

Pero… ¿piensas que no vas a saber anudar bien? Con un poco de práctica le pillarás el truco de seguida, y si no seguro que alguna que sepa se ofrece a ayudarte encantada ;-)
Luego está el tipo de fular. “A groso modo” existen dos tipos de fular: fular elástico y fular rígido.

Fular rígido


Es un trozo de tela de unos 70cm de ancho y de largo variable según tallas. El fular más corto suele ser de 2m y el más largo de 5,20m aproximadamente. Las tallas difieren un poco de unas marcas a otras. 

La cualidad que caracteriza la tela es la firmeza, no cede si estiras la tela en horizontal o vertical, pero en diagonal cede un poco. Esto hace que se adapte mejor al cuerpo del bebé.

La composición de la tela suele ser 100% algodón, aunque pueden haber mezclas con bamboo, lino, lana, etc. Esto hace la tela más fresca o calentita.

El tramado más utilizado suele ser la sarga, sarga cruzada, sarga diamante y jaquard.
Los diseños son muy variados, rallados, lisos, estampados… piensa que lo vas a llevar encima de tu ropa, tienes que sentirte cómoda con el diseño del fular que elijas. No te compres uno sólo guiándote por una súper oferta o corres el peligro que se quede en el armario.

Foto Mico Meu: Siesta frente la cala de Portlligat. Fular Neobulle
Fular elástico

El fular elástico es un trozo de tela de unos 70cm de ancho y unos 5m de largo, según marcas. Normalmente el fular elástico es de talla única, esto permite adaptarse a todos los portadores.

La cualidad de esta tela es la elasticidad, que varía según las marcas. Esto permite hacer el nudo sobre tu cuerpo, y después “colocar” al bebé entre el fular y tu cuerpo.  La desventaja es que hay que ajustar muy bien  el fular a tu cuerpo para que la tela no ceda demasiado al poner al bebé. Esto hace que exista un tope de unos 8-9kg de peso a soportar.

Los nudos aconsejables con el fular elástico son aquellos que lleven más de una capa, mejor si son tres.

La composición de las telas de los fulares elásticos suele ser de algodón orgánico, elastán y bamboo (termorregulador).

Los diseños suelen ser de colores lisos, aunque también existen estampados. Igual que con el fular rígido, es importante el diseño, sobre todo si lo vas a compartir con tu pareja. Elegir un color que alguno de los dos no os sintáis cómodos puede hacer que no porteéis tanto como os gustaría.

Fular Boba

Un aspecto muy importante a tener en cuenta es que un fular por sí mismo NO es ergonómico, lo es la manera que hacemos el nudo.

Ahora te toca decidir a ti que tipo de fular se adapta mejor a vuestras necesidades, espero haberte ayudado ;-)


Feliz crianza y feliz porteo!


Noelia


¿Me compañas en esta aventura?   ¡Suscríbete al blog!

1 comentario:

  1. Primero conocí el elastico, tengo que confesar que no fue mi favorito y tuve bastantes inconvenientes (la gracia de ser primeriza y no tener quien te guíe) luego conocí el mei lo ame, tan sencillo de poner tan practico, luego tome clases de porteo (la mejor inversión y decisión) y entonces el fular rigido llego a mi vida, tantos nudos, tantos fulares tan bellos lastima que hemos terminado con el porteo (lloro desconsolada)

    Saludos
    Rosa C

    ResponderEliminar


Deja tu comentario y me harás muy feliz!

Y si me quieres hacer feliz cual perdiz comparte este post! =)