04 mayo 2015

Etapas de porteo

¿Sabes que existen dos etapas de porteo? ¿Sabrías qué tipo de portabebés y posiciones son más recomendables en una o otra? Si quieres aprender más y llevar a tu bebé de una forma más cómoda para los dos sigue leyendo ;-)



Existen dos etapas de porteo en las cuales diferenciamos según el nivel de desarrollo de nuestro bebé:

  • Des del nacimiento hasta que se mantiene sentado solo (6 - 8 meses)
  • Desde que se mantiene sentado solo hasta al rededor de los 3 años
La primera etapa de porteo, que alberga des del nacimiento hasta que el bebé adquiere el control del tronco, vamos a centrarnos en dar soporte a las partes del cuerpo donde el bebé no lo tenga por sí mismo. Cabeza, columna cervical, columna dorsal y columna lumbar. Cuando e bebé esté dormido vamos a darle soporte a lo largo de toda su columna vertebral incluida la cabeza. 

Entonces, a un recién nacido le ofreceremos tensión al fular des de la cabeza hasta su culito, cuando adquiera control de su cabeza, le ofreceremos tensión al fular des de las cervicales hasta el culito, siempre dejando tela suficiente para subir en caso que se duerma y necesite apoyar su cabecita. 

Los portabebés indicados en esta primera etapa del porteo son aquellos en los que podamos ofrecer soporte a cada parte de la columna (raya a raya, vértebra por vértebra, etc). Los portabebés recomendables son los fulares y las bandoleras de anillas. Con estos portabebés nosotros creamos con la tela el espacio necesario para nuestro bebé ajustándolo a su medida y a la nuestra. 

Puedes llevar a tu bebé delante, en la cadera y en la espalda, según tus necesidades y tu experiencia con el fular. 

En la segunda etapa de porteo, a partir de que el bebé mantiene el control de su tronco y hasta que niño o padres quieran portear. Vamos a centrarnos en portear de manera confortable y segura para ambos. Para largos ratos es recomendable nudos o portabebés que repartan el peso por igual sobre los dos hombros. El soporte a la columna no es tan importante ya que el bebé se ha desarrollado muscular y estructuralmente para mantenerse sentado i/o caminar. El bebé se desplaza y adquiere autonomía, y sólo es necesario ofrecer un soporte lumbar, claro está que si se duerme, va a necesitar apoyo en toda su columna vertebral y cabeza. 

Los fulares y bandoleras siguen siendo recomendables en esta segunda etapa de porteo, sumándose a ellos los meitais, mochilas ergonómicas y pouch.

El tamaño te tu bebé ha aumentado bastante ya, y es recomendable pasarlo a la espalda si no lo has echo antes o portearle en la cadera. Llevar al bebé en la espalda no amplia el campo visual y podemos hacer otras actividades con las seguridad.

Espero que esta entrada te haya resultado útil, y si es así te agradezco que la compartas con personas que les pueda interesar.


Feliz porteo!



Noelia


¿Me compañas en esta aventura?  ¿No quieres perderte nada?  


 

2 comentarios:

  1. El texto dice: "llevar al bebe en la espalda no amplia el campo visual"
    Esta mal escrito, debería decir: "no limita el campo visual"

    ResponderEliminar
  2. Gacias por tu comentario! Realmente falta una letra, la s. Debería decir: "llevar al bebé en la espalda nos amplia el campo visual"

    ResponderEliminar


Deja tu comentario y me harás muy feliz!

Y si me quieres hacer feliz cual perdiz comparte este post! =)