06 octubre 2015

Y tu, ¿en qué mundo quieres abrazar a tu hijo?

¡Parece que la época del sofá, mantita y peli (y teta) se ha instalado!

Y nosotros con ella :) 

Volvemos en la mejor época para estar juntitos a upa y bien calentitos en casa o dando un paseo!

Eso si nos lees des del hemisferio norte, pero si en tu casa el agua gira en sentido opuesto a las agujas del reloj y tienes la suerte de contemplar cada noche la luna por su cara más bonita, también es muy buena época para retomar nuestro camino y salir a pasear bien cerquita de esa personita que ha revolucionado tu mundo.

¡Sea como sea aquí estamos de nuevo en una semana mágica!


En la International Babywearing Week y la semana en la que se celebra en España (Spain is diferent) la Semana de la Lactancia Materna.

Abraza tu mundo y Amamantar y trabajar, hagámoslo posible! Son respectivamente los lemas de este año.

Uniendo pues la tela y la teta, para que amamantar y trabajar sin dejar de abrazar a nuestro mundo sea posible, tenemos que luchar pasito a pasito para que la sociedad acepte la maternidad de una vez por todas.

Y si, en vez de ser nosotras, las mujeres, las que hagamos mil malabares para poder reincorporarnos a un mundo laboral masculino que nos reclama y una sociedad “progresista” que nos presiona para que lo hagamos. 

Que sea el mundo laboral que se "maternice"

En vez de que a las madres se nos exijama rendir en el trabajo, en la casa, en la pareja, en la maternidad, en la familia, en las amistades…. ¿Sigo?

Que se nos de una tregua de crianza para luego volver a nuestros trabajos o reinventarnos otro cuando la díada madre-bebé estemos preparadas.

Luchemos por que sea universalmente aceptada la maternidad y la mujer puérpera (si puérpera, que lo de los 40 días es otro invento para darnos tarjeta verde para volver a nuestra vida de “antes”).

Reivindiquemos horarios flexibles y trabajos donde nuestros retoños sean bienvenidos si así lo necesitamos.

Es una incongruencia que la OMS recomiende Lactancia Materna exclusiva (o artificial en su defecto) durante los 6 primeros meses de vida y que las madres tengamos que reincorporarnos al trabajo mucho antes.

Creo firmemente que lo de “la igualdad” de la mujer de igualdad no tiene nada. Hasta que nosotras no aceptemos que no somos iguales a los hombres y mostremos con orgullo y simpatía nuestras diferencias no seremos tratadas como nos merecemos.

Somos mujeres, madres que se nos trastoca el cuerpo y la existencia al tener un hijo, o dos, o tres.

Somos demasiado fuertes y exigentes con nosotras mismas, permitámonos, permítete, dar un paso atrás y ver las cosas des de la distancia.

¿Qué mundo quieres abrazar? mejor dicho...

¿En qué mundo quieres abrazar a tu hijx?


Feliz segunda temporada, 


Noelia



¿Me compañas en esta aventura?  ¿No quieres perderte nada?  





P.D: Si como yo crees que el mundo está del revés, ayuda a que este pequeño texto llegue a más mujeres, hagámoslo posible!

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Deja tu comentario y me harás muy feliz!

Y si me quieres hacer feliz cual perdiz comparte este post! =)